martes, 5 de mayo de 2015

El fenómeno revolucionario

¿Qué es una revolución?
En el último tercio del siglo XVIII se inició un proceso de cambios que afectaron a factores tan diferentes como la legitimidad del poder, la organización de dicho poder y los sujetos que tenían poderes políticos. Las personas de la época eran conscientes de la importancia de dichas transformaciones, a las que no dudaron en calificar como “revolucionarias”.
Durante el Antiguo Régimen se consideraba que una “revolución” suponía un retorno al pasado. En este periodo, los movimientos sociales más numerosos eran las revueltas campesinas, provocadas por los excesivos impuestos o las malas cosechas, pero eran estallidos de corta duración y que no pretendían poner en cuestión el sistema político o económico, sino sólo mejorar ciertas situaciones.
Fue la Revolución Francesa la que varió el significado de la palabra “revolución”, designando a los procesos políticos desencadenados por las masas y que tenían como consecuencia cambios trascendentales en el orden político. Actualmente el término revolución se refiere a cambios profundos que ocurren en un corto lapso de tiempo, en cualquier área de la actividad humana.
Referido a la política, una revolución no es sólo un cambio en el gobierno, sino una transformación en las estructuras políticas que, en la mayoría de los casos, está relacionada con las estructuras económicas y sociales. Una revolución no es un golpe de Estado protagonizado por el ejército, sino que cuenta con una gran participación social, generalmente de carácter violento.
Causas de la revolución
• La ruptura del acuerdo sobre el sistema de valores. Una sociedad permanece estable porque comparte una serie de principios y creencias. Cuando la crítica intelectual destruye esos valores, se produce una revolución.
• La lucha de clases. Según la teoría de Karl Marx y Friedrich Engels, la sociedad se encuentra en permanente conflicto, encarnado en la lucha de clases. Una revolución se produce cuando, debido al desarrollo económico, una clase adquiere el poder para pasar a ser dominante.
• Diversos factores psicológicos. Los protagonistas de las revoluciones no fueron las personas que estaban en la peor situación objetiva, sino otras (artesanos o estudiantes) que se sentían frustradas
en sus expectativas.
• La falta de eficacia del sistema político. Una revolución es provocada por la incapacidad de los políticos para satisfacer las demandas del pueblo.
• La movilización efectiva de los grupos sociales.
Se produce cuando un grupo organizado arrebata a otro el monopolio de la fuerza que ejerce la sociedad, como ocurrió por ejemplo, con la revolución bolchevique de 1917.
El proceso revolucionarioLas revoluciones son distintas, pero en la mayoría de ellas se aprecian tres fases:
• Gran movilización popular. Se plantean y difunden objetivos concretos.
• Radicalización. Se intenta poner en práctica los objetivos revolucionarios; pueden llegar a utilizar métodos violentos contra la oposición.
• Desmovilización. Es una vuelta a la moderación y a la normalidad

Actividades (para desarrollar en el cuaderno)
1. Identifica
• ¿En qué momento de la historia cambió el significado de la palabra revolución?
• ¿Cuáles son las posibles causas de una revolución?
• ¿Cuáles son las fases de una revolución? ¿Consideras que alguna de ellas es más importante? ¿Cuál? Fundamenta tu respuesta.

3 comentarios:

  1. grax por los
    videos profe
    estavan xvr
    y graciosos

    ResponderEliminar
  2. Ta CHEvere prof David espero q siga poniendo mas trabajos en este blog

    ResponderEliminar
  3. profe podría poner mas imágenes referenciales al tema ?

    ResponderEliminar