martes, 3 de septiembre de 2013

Juan Santos Atahualpa


En 1742 hace su aparición un hombre indio que se hace llamar Juan Santos Atahualpa Huayna Cápac Apu Inca. Decía ser descendiente directo de los reyes incas. En aquella epoca los españoles consolidaban su presencia en la parte sur de la selva peruana, en el Alto Ucayali. Tenía una extraordinaria convocatoria de masas y sus mensajes eran causa de preocupación entre los misioneros. Decía que su padre el Dios Sol le envió para liberar a sus hermanos oprimidos de la tiranía española.
Su origen es un misterio tanto como su muerte. Algunos dicen que nació en Cuzco, otros en Huamanga, en Cajamarca, otros que era oriundo de la selva, incluso dicen que vino procedente de Angola. Nació aproximadamente con el siglo XVIII. Fué a Europa donde tuvo contacto con otras áreas de evangelización y enseñanza. Viajó por Europa y Africa entre 1725 y 1735, donde maduró su idea libertaria que nació en él cuando era estudiante en Cuzco. Juan Santos Atahualpa hablaba quechua, castellano, latín, inglés y conocía muchos dialectos de la selva, donde entra en contacto con muchos curacas de diversas comunidades a lo largo del territorio. Su vehemencia, lenguaje y personalidad le permiten la adhesión de las naciones indias de la amazonia y la rebelión se propaga causando muchas pérdidas a los españoles. Santos Atahualpa también intentó un acercamiento con los negros esclavos, otro grupo humano oprimido. Envió cartas al Virrey del Perú por medio de un sacerdote, donde se proclama emperador del Reyno de Los Incas: "El Virrey debe tener a bien dejarme tomar posesión de mis reinos, porque de los contrario a él y a su hijo les tiraré del pescuezo como a unos pollitos"-finalmente le dijo-"Tengo a mis hijos indios, mestizos y negros listos a combatir en guerra".
Ante las muchas derrotas de los españoles, el Rey de España destituye al Virrey Marqués de Villagarcía y nombra al general Monsa. El nuevo Virrey intenta aislar la zona de selva cortando todo contacto entre indios serranos y selváticos, pero no es tan efectivo.
Después de diez años de guerra, la situación era parecida, con muertos de ambas partes, pero ningun avance para nadie. La muerte de Juan Santos Atahualpa se convierte en leyenda. Algunos dicen que los indios al ver que las cosas seguían igual y no veían concretizar su reino se desanimaban y lo envenenaron y que su cuerpo desapareció en una nube de humo. También se dice que murió entre 1755 a 1756 en una fiesta que los indios celebrarban en las cosechas de maíz. Bebían chicha fuerte y practicaban simulacros de combate. Un indio joven queriendo comprobar la divinidad de Juan Santos le arroja una piedra con su honda que le hirió gravemente. Antes de morir ordenó que le traigan al joven y lo mató con sus propias manos. Igualmente se dice que simplemente trascendió en cuerpo y alma al Reino de los Apus desvaneciendose en el aire ante un pequeño grupo de fieles seguidores después de un fulgor deslumbrante. Era un indio de recia y honesta mirada, de contextura fuerte y atlética como corresponde a un guerrero, de piel cobriza y curtida por el sol y la vida, además de poseer excelentes maneras y amplia cultura.
Fuente: bramdoro.blogspot.com

1 comentario:

  1. Juan Santos fue el líder de la rebelión de los nativos amazónicos.Se rebeló ya que estaba harto de la opresión española, que le impusieran sus leyes, su religión. Fue un movimiento multiétnico(negros, indios y nativos).
    Se le consideró una resistencia étnica religiosa frente a la invasión de los españoles.

    Estos personajes son de gran importancia para nuestra historia ya que combaten contra la injusticia y por defender sus derechos.

    Naomi Chávez Minami 3º D

    ResponderEliminar